Abogado por Homicidio Negligente / Muerte Accidental


Last Updated on junio 14th, 2017

Un homicidio negligente sucede cuando una persona es asesinada debido a la negligencia o mala conducta de otra persona, compañía o entidad. Una demanda por homicidio negligente pertenece a los familiares inmediatos del difunto (a menudo llamados “herederos”). Los herederos más comunes son los cónyuges e hijos sobrevivientes, y a veces los padres. Una demanda por homicidio negligente sólo puede ser llevado a cabo por el representante personal de la herencia del difunto que desee contratar a un abogado experto en homicidios negligentes.

 

Como su abogado de homicidios negligentes, perseguiremos demandas por lesiones personales, dolor y sufrimiento consciente, y los gastos incurridos antes de la muerte del difunto. Estas reclamaciones son llevadas por el representante personal del difunto. Las indemnizaciones por daños de estas demandas pertenecen a la herencia y pueden pasar a diferentes partes según las indicaciones del testamento del difunto.

Elementos de una Demanda de Homicidio Negligente

Con el fin de conseguir una demanda exitosa por homicidio negligente, los siguientes elementos deben ser probados por su abogado de homicidio negligente:

  1. La muerte de un ser humano;
  2. Causada por la negligencia de otra persona;
  3. La supervivencia de los miembros de la familia que están sufriendo un daño monetario como resultado de la muerte, y;
  4. El nombramiento de un representante personal para la herencia del difunto.

Aquí están las situaciones más comunes que vemos como abogados de homicidio por negligencia:

  • Negligencia médica que resulta en la muerte del difunto;
  • Accidente automovilístico;
  • Accidente de camión;
  • Accidente de avión;
  • Exposición en el trabajo a condiciones o sustancias peligrosas;
  • Muerte durante una actividad supervisada.

Daños en un juicio por homicidio negligente

Lesión pecuniaria, o financiera, es la medida principal de los daños en una acción de homicidio por negligencia.

Los tribunales han interpretado que las “lesiones pecuniarias” incluyen la pérdida de apoyo, servicios, pérdida de la perspectiva de herencia y gastos médicos y funerarios. La mayoría de las leyes estipulan que los daños y perjuicios otorgados por un homicidio negligente serán una compensación justa y razonable por las lesiones pecuniarias que resultaron de la muerte del difunto. Si los herederos pagaron o son responsables por el funeral o la atención médica del difunto, también pueden recuperar estos gastos. Por último, los daños y perjuicios incluirán intereses a partir de la fecha de la muerte del difunto.

Determinación de la Pérdida Pecuniaria

Al determinar la pérdida pecuniaria, es importante considerar:

  • La edad, el carácter y la condición del difunto;
  • Su capacidad de ganancia;
  • La esperanza de vida;
  • Salud e inteligencia; y
  • Las circunstancias de los herederos.

Esta determinación puede parecer sencilla, pero a menudo se convierte en una investigación complicada, teniendo en cuenta que la medida de los daños es una pérdida pecuniaria real. Hay que traer especialistas, motivo por el cual es importante contratar a un costoso abogado de homicidios negligentes. Por lo general, la principal consideración en la concesión de daños y perjuicios son las circunstancias del difunto en el momento de la muerte. Por ejemplo, cuando un adulto asalariado con dependientes muere, las partes principales de la indemnización son: 1) pérdida de ingresos, y 2) pérdida de la orientación de los padres. El jurado puede considerar los ingresos del difunto en el momento de la muerte, los últimos ingresos conocidos si se encontraba desempleado, y los posibles ingresos futuros.

Ajustes en la Indemnización del Jurado

En una acción por homicidio negligente, el jurado determina el tamaño de la indemnización por daños y perjuicios después de escuchar la evidencia. La decisión del jurado no es la última palabra, sin embargo, y el tamaño de la indemnización puede ser ajustada hacia arriba o hacia abajo por el tribunal por una variedad de razones.

Por ejemplo, si el difunto rutinariamente despilfarraba sus ingresos, esto podría reducir la indemnización de la familia.

Del mismo modo, los tribunales reducirán la indemnización de un jurado si el difunto tenía ingresos pobres, aunque fuera joven, tuviera un gran potencial y mantuviera a varios hijos.

De la misma manera, un jurado puede conceder ganancias potencialmente perdidas a pesar de que el difunto haya estado desempleado, si había trabajado en el pasado y si el demandante presenta evidencia del salario medio del difunto mientras estaba empleado.

Si el demandante no presenta tal evidencia de las ganancias medias del difunto, el tribunal puede anular la indemnización del jurado y ordenar un nuevo juicio.

Uso del testimonio de expertos para determinar la pérdida pecuniaria

Los demandantes pueden presentar el testimonio de expertos en economía para establecer el valor del difunto para su familia. Hasta hace poco, este testimonio no era admisible cuando un ama de casa moría, pero esta regla ha cambiado. Cuando el difunto es un ama de casa que no estaba empleada fuera del hogar, el impacto financiero en los supervivientes no implicará una pérdida de ingresos, sino mayores gastos para continuar con los servicios que estaba proporcionando o habría proporcionado si hubiera vivido. Debido a que los jurados pueden no estar bien informados sobre el valor monetario de los servicios de una ama de casa, los expertos pueden ayudar al jurado en esta evaluación

 

Daños punitivos

Los daños punitivos son otorgados en casos de delitos graves o maliciosos para castigar al infractor o disuadir a otros de comportarse de manera similar. En la mayoría de los estados, un demandante no puede recuperar daños punitivos en una acción de homicidio por negligencia. Hay algunos estados, sin embargo, que tienen estatutos específicos que permiten la recuperación de los daños punitivos. En los estados que no permiten o rechazan explícitamente los daños punitivos en acciones de homicidio por negligencia, los tribunales han permitido que los daños punitivos sean aceptados. Un abogado podrá aconsejarle si su estado permite daños punitivos.

Demandas de Supervivencia por Lesiones Personales

Además de los daños por homicidio por negligencia, los herederos pueden ser capaces de recuperar daños por lesiones personales al difunto. Estas son las llamadas “demandas de supervivencia”, ya que la demanda de lesión personal sobrevive a la persona que sufrió la lesión. El representante personal del difunto puede llevar tal demanda junto con la demanda por homicidio negligente, para el beneficio de la herencia del difunto.

 

En una demanda de supervivencia por el dolor y el sufrimiento consciente de un difunto, el jurado puede hacer varias investigaciones para determinar la cantidad de los daños, incluyendo: 1) el grado de conciencia; 2) la gravedad del dolor; y, 3) la aprehensión de la muerte inminente, junto con la duración del sufrimiento.

Abogado Experto en Homicidio Negligente

Si alguien que amó fue asesinado y está buscando un abogado experto en homicidio por negligencia en Texas, podemos ayudarle. Póngase en contacto con nosotros de inmediato para que empecemos a trabajar para su familia.

Read This Later - Click Here